Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

Terapia Online

Algunas personas no podéis venir hasta el Instituto Galene, ya sea por tener una agenda muy apretada, por enfermedad o porque vivís en el extranjero. Por esta razón hemos puesto en marcha la modalidad de terapia online, para que podáis hacer terapia con nosotros desde casa.

El primer paso

Cuando llames al Instituto Galene, serás acogido por Nieves, nuestra secretaria. Ella te tomará algunos datos y responderá a tus preguntas. En el plazo más breve posible, un terapeuta se pondrá en contacto contigo para acordar una primera cita.

Las sesiones se realizarán por medio de videoconferencias. Para nosotros es muy importante que te sientas a gusto y libre de preguntar lo que necesites y aclarar todas las dudas que tengas respecto a la terapia online. Ten por seguro que tu terapeuta se tomará el tiempo que haga falta para explicarte el procedimiento.

Equipamiento

Vas a necesitar una cámara web, unos auriculares (en caso de que no estéis solos en casa y queráis garantizaros una mayor confidencialidad) y un micrófono. Algunos ordenadores ya los llevan incorporados pero otros no. En cualquier caso, asegúrate antes de empezar la sesión que el material funciona correctamente para luego no perder tiempo en comprobaciones técnicas.

Recomendaciones

Si escoges la modalidad de terapia online, te recomendamos que cuides las condiciones en las que te conectas. Lo mejor es aprovechar un momento que estés a solas, para garantizarte la confidencialidad. Si hay más gente en casa, es importante que busques un espacio donde puedas hablar con tranquilidad y sin interrupciones.

Asegúrate también de tener una buena conexión a Internet. Te resultará más difícil centrarte en lo que necesitas expresar si tu terapeuta desaparece cada dos por tres de la pantalla por problemas en tu conexión.

Una vez que has encontrado un espacio apropiado y que has comprobado el equipo técnico, ya sólo te queda esperar la llamada de tu terapeuta y empezar la aventura de descubrirte a ti mismo.