Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

Testimonios de formación

Mi experiencia por Raúl Figueras

Soy un hermano marista, religioso educador, dedicado desde hace muchos años (tengo 51) a acompañar procesos y personas tanto a nivel personal como grupal. Desde muy joven tuve una predilección por el acompañamiento personal como una forma muy buena de ayudar a los jóvenes a crecer en libertad y autonomía, a ser felices.

Al mismo tiempo que me he ido encontrando con la vida de las personas, me he ido reconociendo a mí mismo y haciendo mi propio proceso personal de crecimiento. El hilo conductor de mi proceso personal ha sido aprender a escuchar el mundo emocional y el cuerpo. Así, poco a poco, he dando pasos de integración del mundo psíquico y espiritual de los cuales me siento muy satisfecho.

Mi formación básica no ha tenido nada que ver con la psicología pero mi inquietud por aprender en este campo ha sido grande, y he ido buscándome la vida para atender las inquietudes que surgían. Desde hace ya unos cuantos años echaba en falta una formación más sistemática y profunda, pero no encontraba la manera de articularla con mis trabajos y responsabilidades.

Mis criterios de búsqueda de esta formación eran los siguientes:
* Que fuera experiencial y me ayudase a mí mismo a profundizar en mi experiencia vital. No deseaba una mera ilustración mental.
* Que fuera humanista, con una visión de la persona esencialmente positiva y que mirase al ser humano con amor y en su potencialidad, abierta a la esperanza del crecimiento y del cambio. Que buscase la “vida en abundancia” de la que habla Jesús en el evangelio.
* Que estuviera abierta a la dimensión espiritual de la persona como un continuo de profundidad.
* Que me inspirara confianza por la congruencia entre sus planteamientos y sus realizaciones.
* Que ayudase a ir a las raíces y resultase realmente sanadora.

A día de hoy siento que la elección del master en counselling del Instituto Galene ha sido un gran acierto y está cubriendo mis expectativas en cuanto a los planteamientos de fondo que yo buscaba y a los aprendizajes que necesitaba.

Me resulta muy convincente la manera en que los formadores nos acompañan y la red de relaciones que hemos ido construyendo entre los compañeros de grupo. Este clima nos hace palpar a través de los sentidos y de las emociones la manera de ayudar de la que estamos hablando. Me han impactado muy positivamente los módulos de trabajo emocional y los ejercicios de integración donde hemos visto a nuestros formadores haciendo terapia.

El aprendizaje más teórico a través de los módulos on-line me ha abierto muchas ventanas a través de las cuales mirar y aprender. Me quedo con las ganas de dedicarles más tiempo para profundizar en ellas, pero será cuando termine los trabajos del master. Me han aportado mapas de comprensión de la persona y de la relación de ayuda y orientaciones muy valiosas sobre la intervención terapéutica. No siempre ha sido fácil llegar al final del plazo de entrega con las actividades terminadas y con un mínimo de comprensión del tema.

Las prácticas supervisadas me han servido para aprender y para ganar en seguridad. He incorporado recursos nuevos y estoy mucho más atento a todos los elementos de la comunicación.

El enfoque experiencial del aprendizaje ha contribuido a que, durante este tiempo, viva en un alto nivel de consciencia y presencia a mí mismo, y por tanto ha aumentado mi calidad de vida y satisfacción personal. Experimento algo así como si me hubiera colocado en otro lugar para vivir, más sólido, más confiado, más pacificado, más acogedor y más profundo. Y esto es estupendo para mí y para la relación de ayuda que establezco con las personas y los grupos a los que acompaño.

Para terminar, agradezco a los formadores y al grupo de compañeros de promoción, la protección, el permiso, la presencia, la paciencia y el amor con que han estado a mi lado. Su manera de mirarme, tocarme y acogerme me ha ayudado a afianzarme en mi valor personal y mi capacidad de amar. ¡Muchas gracias!

Raúl Figueras